Literatura Cubana

Guillén, Nicolás

28

Nació en Camaguey, Cuba, 1902-1989). Inició estudios de Derecho, que abandonó en primer año. Comenzó a desempeñarse como periodista, para más tarde interesarse en la literatura. Desde jóven participó activamente de la vida política y cultural cubana, afiliándose al Partido Comunista y luchando en el lado republicano durante la Guerra Civil Española. Tras el triunfo de la Revolución Cubana, desempeñó diferentes cargos diplomáticos de importancia y presidió la Unión Nacional de Escritores de Cuba (UNEAC). El poeta rozó los intereses de la Revista de Avance de carácter vanguardista; pero no trabajó en ella porque consideraba que el cambio y la reestruturación de la poesía no debía ser solamente formal, y el grupo que giró entorno a Avances, se contentó con una marcada ruptura con la poesía retórica que abundaba, cuya modorra conceptual traía los ecos del modernismo agonizante; pero sin dar un vuelco en el contenido abordado. Desde sus colaboraciones periodísticas y literarias reivindicaba su condición de mulato, como ocurría con sus trabajos para la publicación "Ideales de una raza", opositora a la discriminación racial. Su producción literaria se inicia en el ámbito del postmodernismo y el vanguardismo de la década del 20. Su poemario "Motivos del son" (1930) obtuvo un reconocimiento inmediato ratificado al año siguiente con "Sóngoro cosongo". Su poesía presenta matices sonoros que enlazan el poema con el ritmo del son cubano. En su obra se distinguen tres vertientes: la poesía mulata (donde reelabora ritmos, léxico y formas expresivas del habla y la canción afocubanas), la poesía político-social y la poesía de raíz folklórica. En las obras ya citadas, junto a "Poemas mulatos" (1931) y "West Indies Ltd." (1934), busca una expresión auténtica para una cultura mulata, como es la cultura cubana, y manifiesta su preocupación social que se acentúa con los años, al tiempo que aparecen "Cantos para soldados y sones para turistas" (1937), "El Son entero" (1947) y "La Paloma de vuelo popular" (1958), donde se muestra fuertemente comprometido con la realidad social de Latinoamérica, los problemas de su raza y los desheredados del mundo. Las inquietudes metafísicas y los temas como el amor y la muerte, se presentan en una etapa de su obra que incluye "Poemas de amor" (1964), "El Gran zoo"(1967), "La Rueda dentada" (1972) y "El Diario que a diario" (1972). Otras obras destacadas son los libros de poemas "España, poema en cuatro angustias y una esperanza" (1937), "Elegía a Jacques Roumain en el cielo de Haití" (1948), "Elegía a Jesús Menéndez" (1951), "Elegías" (1958), "Tengo" (1964) y las crónicas "Claudio José Domingo Brindis de Salas, el rey de las octavas" (1935), "Estampas de Dino Don" (1944) y "Prosa de prisa" (1976). Murió en 1989, y desde entonces se ha mantenido como uno de los poetas hispanoamericanos más influyentes y respetados de nuestra literatura.

Imprimir | Regresar

Si desea recibir cada obra nueva, click sobre Suscripción