Publicaciones de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí

Libros |Colección Bachiller |Seriadas |

  • Apuntes para la historia de la BNJM

    Apuntes para la historia de la BNJM. Tomás Fernández Robaina.

    Cien años en la vida de una institución cultural que ha marcado a generaciones de cubanos no se resumen aquí desde un discurso libresco ni con el amontonamiento de cifras frías. Por estas páginas desfilan sueños y frustraciones, olvidos y obsesiones, fracasos y victorias: eso que nos hace sentir en la piel propia lo que Tomás Fernández Robaina narra, no ha de dejar indiferente al lector, y lo preparará para los próximos cien años de la Biblioteca Nacional

  • La lectura, ese poliedro

    La lectura, ese poliedro. Víctor Fowler Calzada.

    -¿qué material promover?
    -¿para quién?
    -¿con cuáles objetivos?
    -¿mediante qué métodos?


    Este libro, concebido tanto para el simple promotor que para el diseñador de campañas de lectura, intenta responder estas preguntas mediante el recorrido por áreas tan diversas como la pedagogía, la psicología, la teoría de la comunicación, la teoría literaria, la formación de usuarios en las bibliotecas y el marketing de servicios e instituciones de información, entre otras.

  • Noticias de la República. Con Noticias de la República su autor aporta a la bibliografía nacional una obra de indudable valor. Noticias de la República combina fuentes documentales diversas (libros, folletos, revistas y periódicos), cada lead o resumen indica al pie la bibliografía utilizada aunque, a veces, el autor añade recuerdos y opiniones personales sin desdeñar noticias curiosas. Se ha tratado, en lo posible, de respetar la ortografía y estilo de los textos, que a su vez fueron tomados, en general, literalmente de sus respectivas fuentes.
  • Incidencia del bloqueo del gobierno de los estados unidos en las bibliotecas cubanas: 2001-2005. De innumerables hechos está constituida la historia de una nación. Si de Cuba se trata, es sorprendente lo que podemos encontrar en documentos que nos han legado los historiadores. Este comportamiento se multiplica cuando se trata de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América. La historia nos los narra desde el siglo XVIII, cuando nace la potencia con la liberación de las 13 colonias, donde se previó el peligro que esto significaba para las colonias españolas y que culmina en duelo a muerte en el verano de 1898 cuando las escuadras de Montojo y Cervera se hunden en la bahía de Manila y Santiago de Cuba.
  • Leer a Martí 2009 cuarto nivel

    Leer a Martí. El concurso Leer a Martí es una de las acciones del Programa Nacional de Promoción de la Lectura que se realiza anualmente, coordinado por la BNCJM. Su primera edición data del año 1998.
    Desde entonces se dedicó la publicación de este libro “Leer a Martí” a publicar los trabajos de los estudiantes de 4to grado y hasta el pre-universitario, incluida la Enseñanza Especial, que resultaban galardonados en cada edición como un merecido homenaje a estos. Los trabajos presentados en el mismo son de niños y jóvenes comprendidos entre los 9 y 17 años de edad, que demuestren sus conocimientos de la obra martiana a través de la realización de aportaciones personales en forma de cuentos, textos en prosa, poesía, ensayos y cartas. Se trata de una acción que involucra a la familia, maestros, profesores, bibliotecarios escolares y públicos, así como a otros promotores de la lectura, en cuyas manos se encuentra la eficiencia del trabajo realizado.

  • Martí en la universidad

    Martí en la universidad. Desde el año 2009 se extendió la convocatoria del concurso Leer a Martí hasta la Universidad. A partir de este momento se acuerda la edición del texto “Martí en la Universidad”, con el objetivo de promover los trabajos galardonados en este nivel como una lograda distinción a los estudiantes universitarios y un merecido homenaje a Cintio Vitier por su preocupación y constancia durante toda su vida con la promoción de la lectura de la obra martiana entre todo el estudiantado cubano.

  • El 27 de Noviembre de 1871

    El 27 de Noviembre de 1871. Fernando Castañón, hijo de Gonzalo Castañón, viajó a Cuba en 1886 a exhumar el cuerpo de su padre para enterrarlo en España. Antes de que la exhumación se llevara a cabo, Valdés le pidió a Fernando que le enviara una carta describiendo lo que él observó durante la exhumación para comprobar que los estudiantes no hubieran profanado ni el cuerpo de Castañón ni su tumba. Luego, el joven Fernando le escribió una carta a Valdés Domínguez confirmando que la tumba de su padre estaba intacta y el cuerpo de su padre no había sido profanado. Un editor de un periódico de La Habana también dio testimonio confirmando que él había examinado la tumba durante el incidente de noviembre de 1871 y encontró que la misma nunca había sido profanada.
    Mientras se exhumaban los restos de Gonzalo Castañón, se le ocurrió a Valdés Domínguez que se debieran exhumar los restos de sus compañeros de estudio para enterrarlos en la parte sagrada del cementerio. El 9 de marzo de 1887, después de que Valdés hubiera recibido permiso de las autoridades españolas y de los familiares de los estudiantes, los restos de sus compañeros fueron exhumados y transladados a la tumba de la familia Alvarez de la Campa, cuyo hijo de dieciséis años había sido ejecutado. Se recaudaron fondos para la construcción de un mausoleo para los estudiantes el cual fue completado y dedicado en 1887. El 28 de julio de 1958, se le encargó a la Universidad de La Habana la custodia de una sencilla placa en el Cementerio Colón en el lugar donde habían sido enterrados por primera vez los estudiantes. Cada año en noviembre, miles de estudiantes visitan el mausoleo en La Habana para honrar la memoria de los primeros mártires universitarios de la patria cubana.